Crónicas

Limpieza de Primavera

Velar por nuestro hogar, es velar por nuestra familia

Siendo la familia el valor más preciado de todos los tiempos, el hogar donde habita merece un cuidado especial. ¿Qué mejor momento que la primavera? Estación del año que viste las calles de esplendor y frescura, rejuveneciendo su aspecto gracias a la sonrisa con la que las flores adornan el rostro de las ciudades. En nuestro hogar le damos la bienvenida con el mismo brillo. Aprovechamos para ordenar y limpiar en profundidad, decorándolo de texturas ligeras y ambientándolo de aromas frescos, perfumes ligeros y texturas relucientes. No se trata únicamente de desechar aquello que ya no usamos sino también de reciclar. Lo único que siempre guardamos, porque pertenecen a todas las estaciones, son aquellos mágicos secretos y momentos que hemos compartido en familia, cuyos únicos testigos son las paredes que nos abrigan.

Soy una mujer Byphasse

Hoy me siento guapa. Hoy me veo apagada. Hoy tengo que madrugar para llevar a mis hijos al colegio y, sin embargo, sueño con quedarme en la cama. Que no suene la alarma. Hoy suena la alarma. Me voy a trabajar. Hoy me siento entusiasmada. Hoy me siento cansada. Mañana será un nuevo día. Mis hijos no dejan de llamarme. Me gustaría atenderles pero estoy ocupada tratando de cerrar asuntos decisivos en la oficina. Mañana creo que dispondré de más tiempo para ellos. Hoy es Mi Día. Me cuidaré, me relajaré y descansaré. Aunque, hoy es mi marido el que siente fatiga. Tendré que aplazar Mi Día. Hoy cuidaré de él. Espero que mis hijos estén bien. No consigo dormir pensando en sus futuros. Hoy estoy feliz, mi hija aprobó todas las asignaturas. Podría haber aprovechado para irme a un spa pero tengo dos reuniones importantes que atender en la oficina y después llevaré a mi hija a la academia de baile. Pronto iré al spa. Hoy vuelve a sonar la alarma (a la misma hora que siempre), pero hoy es Mi Día y el de todas las mujeres. No sé que haré, pero nada que se asemeje al día anterior ni al siguiente. Hoy es 8 de marzo y sigo siendo una mujer Byphasse.

"Espejito, espejito

¿quién es la más bonita del mundo? "

En la niñez nos sentimos entusiasmadas por la magia de la navidad, la llegada de Papá Noel, por los personajes fantásticos y aquellas fábulas protagonizadas por princesas dotadas de cabellos relucientes y vestidos deslumbrantes. Cuando pasan los años, añoramos ese brillo que adornaba nuestras miradas y el frenesí que invadía nuestras almas. Qué bella es la ilusión de sentir ilusión y qué ilusión la de sentirse bella… Aunque la experiencia intente convencernos que las princesas sólo nacen de los cuentos, de Blanca Nieves heredamos la ilusión, una sensación que nos pertenece a todas y de la que Byphasse ha hecho su legado para poder regalarlo. Que el espejo no sea el único que juzgue tu belleza, pues sólo le dotaron de capacidad para percibir tu apariencia sin reflejar tu esencia.

La familia:

El valor más preciado de ayer, de hoy y de mañana.

La familia es el único lugar donde la moneda de intercambio es el amor y cuya política la fundamenta la igualdad. Una zona donde, a pesar de ser a veces sísmica, el sol no deja de brillar; con tantos matices como el de un arcoíris y en el que sobrevienen cambios climáticos constantes. Pero, ¿qué hay más genuino y sustancial que la familia? Una organización geográficamente situada en el corazón donde los valores nunca se deprecian. Una burbuja, un pilar, un refugio y un privilegio. El más próspero de los valores. La familia, aquello que determina nuestra riqueza pues quien la posee comprende que es el lujo por excelencia. Y, producto de este vínculo es la generosidad cuyo principio es el don innato de la familia. Por ello, nuestros valores giran en torno a ella, sin excepción ni condición.

Grisette

El mundo secreto de Grisette

Independientemente de la imagen que puede llegar a proyectar, le pasa como a ti y a cientos de mujeres. Intenta camuflarse tras el eclipse, como un animal nocturno. A menudo, se aísla en su mundo secreto para dar un soplo, ocultándose bajo la sombra para dar a luz a reflexiones y salir de esa zona gris, neutra aunque ambigua, con teorías revalorizadas y objetivas para lidiar con sus inseguridades. Esas inseguridades que a la luz del día las encubre con la rigurosidad, la disciplina y el autocontrol con el que ejerce sus labores. Un complejo mecanismo que adoptan muchas personas para alcanzar lo más próximo a la perfección y del que Grisette ha conseguido ser pionera. Cierto es que, para escapar de la seriedad con la que Grisette a veces se toma la vida, se refugia en sus escondites. Lugares en los que se hallan tesoros ocultos que siempre acaba encontrando junto con la confianza y delicadeza de Rose y la clarividencia de Blanche

Blanche

La líder anhelada de todos los tiempos

Conversa desde el silencio. Es como el espacio de los escritos que se dejan sin llenar. Un silencio que no desestima. Más bien, un erudito por el infinito abanico de contingencias que posee. Soberana con poder absoluto cuya perfección ha trascendido a la paz. Símbolo de la que se ha lucrado la Paloma. Con su virtud de aclarar y limpiar los sentimientos del cuerpo y la mente, con precisión, representa el comienzo y el nacimiento. Además, supuso la máxima inspiración de la Reina Victoria de Inglaterra (1840) empleándolo en su vestido de novia y convirtiéndolo, desde entonces en Occidente, en icono y tradición. Recurre únicamente a la luz, dejando paso a otros para las sombras y los matices. No se mezcla con nadie para no perder su inocencia y virginidad, presumiendo que nunca será corrompida. Altruista, se limita a aportar parte de ella para esclarecer o disipar las ideas de los demás. No espera nada de nadie, pues su misión es servir al mundo y para ello debe seguir intacta e impoluta.

Rose

La nueva Diosa del amor y la feminidad del siglo XXI

Ni siquiera su nombre lo dejaron al azar. A través de Rose quedaría el sello de una nueva heroína. Más allá de ser una acepción cuyo significado se asocie a una flor o al color, se extiende al Amor y a la Feminidad. En la antigua Grecia Clásica, la diosa del Amor, Afrodita, se la representaba con matices rosados, mientras que los dioses del Olimpo se demarcaban por sus tonalidades azules. Afrodita, físicamente obsequiada con menos atributos que el resto de los dioses, su confianza y el control sobre sus deseos irradiaban tanta hermosura que era capaz de subyugarlos a todos, singularidad que la dotaba de un poder sin precedentes. Desde ese prisma, la misión de Rose es inspirar a todas las mujeres a sentirse como tal, con toda su esencia. Sensuales e independientes. Mujeres que acepten su figura y deseen cuidarlas. ¡Mujeres que se deseen a sí mismas! Aunque pasen los años, el espíritu joven de Rose denota inocencia y frescura. Cuando acaricia su piel lo hace con suavidad y delicadeza. Desea entregar cariño y proteger. Causante de su amabilidad y generosidad. Lejos de ser perfecta, consigue que todos sucumban a sus encantos mientras Rose respeta esos preciados momentos en los que su mejor aliado es ella misma. La belleza es un secreto…que, como Rose, tu también posees, porque tu mejor aliado eres tú.

Sobre el autor

Esmeralda Berhoni

ABOGADA y ESCRITORA. Mi visión acerca del mundo es la ficción que constituye mi realidad. No hay elemento que no me inspire y es escribiendo que plasmo mi versión. A los 18 años empecé a formar parte de una ardua y estricta disciplina: El Derecho. Como no era suficiente, tuve la acertada idea de emprender una nueva aventura cuyas miradas rasgadas no consiguieron intimidarme: a la vez que estudiaba derecho en Barcelona estaba viviendo en China. Cuatro años. Una etapa. Innumerables experiencias. Incontables visiones. Perspectivas diferentes. Una vez licenciada, regresé a Barcelona. ¡El mundo al revés! De nuevo, un abanico de posibilidades se presentaba ante mí. Me dediqué y me dedico a la abogacía; realicé un master, nuevamente en materia legal y luego otro, enfocado a la psicología. Y ahora, la tinta de la pluma me requiere para grabar los versos de las historias que cuento.
Facebook Twitter instagram